Epilepsia en niños

Trastornos en el Aprendizaje Escolar
13 marzo, 2017
Migrañas en Pediatría
13 marzo, 2017

 

  1. PRIMEROS AUXILIOS ANTE UNA CRISIS CONVULSIVA.

  2. PREGUNTAS MAS FRECUENTES ACERCA DE LA EPILEPSIA EN LOS NIÑOS.

 

 

¿Cómo puede ayudar a una persona durante una crisis?

Las cosas más importantes que debe recordar son:

  • Mantener la calma. Es muy poco lo que puede hacer cuando alguien está teniendo una crisis. No trate de parar ningún movimiento o mordedura de la lengua.
  • Mueva cualquier cosa que pueda lastimar a la persona. Coloque una almohada o algo suave debajo de la cabeza de la persona. De ser posible, coloque cuidadosamente a la persona de lado para evitar que se ahogue.
  • Llame a una ambulancia si la crisis dura más de cinco minutos, si la persona tiene diabetes, o está embarazada o si la persona está seriamente lastimada. Si la persona no está respirando después de la crisis, pídele a alguien que llame al 911 y comience la reanimación cardiopulmonar.
  • Si alguien tiene una crisis en el agua, asegúrese de que la cabeza este por encima del agua y busque atención médica inmediatamente después.

 

Preguntas comunes acerca de la Epilepsia:

¿Qué es la epilepsia?

La epilepsia es una condición médica que produce convulsiones o crisis convulsivas que pueden afectar las funciones mentales y físicas. También se denomina trastorno convulsivo. Muchas enfermedades o lesiones graves pueden afectar el cerebro lo suficiente para producir una sola crisis. Cuando las crisis siguen produciéndose por razones desconocidas, o debido a un problema que no puede corregirse, la condición se conoce como epilepsia.

 

¿Qué es una crisis epiléptica?

Las crisis epilépticas son causadas por perturbaciones breves en las funciones eléctricas normales del cerebro. Millones de pequeñas cargas eléctricas pasan normalmente entre las células nerviosas en el cerebro y aquellas que conectan a todas las partes del cuerpo. Cuando alguien tiene epilepsia, este patrón normal a veces se interrumpe presentándose cargas de energía eléctrica que son mucho más fuertes de lo común. Esto puede causar espasmos musculares o movimientos incontrolables del cuerpo, pérdida del conocimiento o confusión. Estos cambios físicos se denominan crisis epilépticas. La función normal del cerebro no puede restaurarse hasta que se detenga la actividad eléctrica anormal. Las crisis pueden ocurrir en una sola área del cerebro (crisis focal) o pueden afectar a todas las células nerviosas en el cerebro (crisis generalizada). La mayoría de las crisis duran poco tiempo, de varios segundos a uno o dos minutos.

 

¿Qué causa la epilepsia?

En siete de cada diez personas con epilepsia, es imposible identificar la causa de la condición. Esto se denomina epilepsia idiopática. La palabra idiopática es una palabra de origen latino que quiere decir “de causa desconocida.” Para el resto de las personas con epilepsia, la causa puede atribuirse a varios factores que interfieren con las ondas eléctricas en el cerebro. Por ejemplo, una lesión en la cabeza o la falta de oxígeno durante el nacimiento puede dañar el delicado sistema eléctrico del cerebro. Otras causas incluyen tumores cerebrales, problemas en el desarrollo del cerebro antes del nacimiento e infecciones como meningitis o encefalitis. La epilepsia puede darse en familias, pero generalmente no es así. También es importante reconocer que la epilepsia nunca es contagiosa y por lo tanto no se transmite de persona a persona.

 

¿Qué tan común es la epilepsia?

La epilepsia es la cuarta enfermedad neurológica más común en los Estados Unidos, después de la migraña, la enfermedad de Alzheimer y los accidentes cerebrovasculares. Su prevalencia es mayor que la de la parálisis cerebral, la esclerosis múltiple, el autismo y la enfermedad de Parkinson combinados. Este año, unas 150,000 personas en los EE.UU. serán diagnosticadas con epilepsia. Cerca de 316,000 niños estadounidenses menores de 14 años tienen epilepsia. Cerca del 30 por ciento de las personas con epilepsia se ven muy afectadas y siguen teniendo convulsiones a pesar del tratamiento.

 

¿Qué tipo de médico trata la epilepsia?

Además de su médico principal, generalmente un pediatra, la mayoría de los niños y niñas con epilepsia tendrán que consultar a un médico que se especializa en el tratamiento de la epilepsia, como por ejemplo un neurólogo pediatra o un epileptólogopediatrico. La atención especializada para personas con crisis de difícil control generalmente solo se obtiene en los grandes centros médicos o en centros de epilepsia.

 

¿Cuál es el tratamiento médico para la epilepsia?

El tratamiento con medicamentos es lo que se usa con mayor frecuencia para controlar las crisis asociadas con la epilepsia. Existen muchos medicamentos (también conocidos como medicinas o drogas antiepilépticas o anticonvulsivas) disponibles para la prevención de crisis, y a veces toma tiempo encontrar el medicamento o la combinación de medicamentos que mejor controle las crisis de cada niño y niña. Es importante seguir las instrucciones del doctor sobre cuando administrar el medicamento y la cantidad precisa que su hijo/a requiere. Si el medicamento no alcanza un cierto nivel en el cuerpo no funcionará apropiadamente, por eso es necesario mantener ese cierto nivel para que el medicamento cumpla su función. El objetivo es mantener el nivel del compuesto químico en la sangre lo suficientemente alto para prevenir las crisis, pero no tan alto que cause somnolencia u otros efectos secundarios desagradables. Si el medicamento no es el mejor tratamiento para su hijo/a existen otras opciones para el tratamiento de la epilepsia las cuales incluyen cirugía, el uso de un dispositivo médico o una dieta especializada alta en grasas (Cetogénica).

 

¿Tendrá que tomar mi hijo/a el medicamento para la epilepsia siempre?

Si un niño o niña no tiene una crisis durante varios años mientras continúa tomando su medicamento, es posible que pueda dejar de tomarlo. Esto puede ser diferente para cada niño/a. Un/a niño/a nunca debe dejar de tomar el medicamento a menos que esto sea recomendado por su médico y que el dejar de tomarlo sea bajo la estricta supervisión del mismo.

 

¿Es verdad que los niños y niñas con epilepsia tienen mayor probabilidad de tener otros problemas médicos?

La epilepsia puede aumentar las posibilidades de que los niños y niñas tengan una enfermedad que afecte su estado de ánimo o su aprendizaje. Los dolores de cabezas, las úlceras y otras condiciones físicas son muy comunes. Estas condiciones que se presentan con la epilepsia se llaman co-morbilidades. Es importante que los padres conozcan estas posibles co-morbilidades y que hablen con sus médicos acerca de sus dudas o preocupaciones.

 

¿Qué debo hacer o decirles a los demás que hagan si mi hijo/a presenta una crisis?

Las cosas más importantes que se deben de tener en cuenta cuando un niño o niña presenta una crisis:

1- Mantenerse calmado. Cuando alguien tiene una crisis hay muy poco que se puede hacer. No trate de detener los movimientos o de evitar que el niño o niña se muerda la lengua. Evite intentar colocar algo dentro de la boca del niño o niña ya que puede lastimarlo/a seriamente.

2- Retire del área cualquier cosa que pueda lastimar al niño o niña. Ponga una almohada o algo suave debajo de su cabeza. Si puede, voltee al niño o niña sobre un costado para prevenir que se ahogue.

3- Llame una ambulancia si la crisis dura más de 5 minutos o si el niño/a tiene diabetes o está gravemente herido/a. Si el niño o niña toma más tiempo de lo habitual para recuperarse después de la convulsión, llame a su médico tratante o llame al 911 si el médico no está disponible. Si el niño o niña no respira después de la crisis, dígale a alguien que llame al 911 y comience la respiración artificial o la reanimación cardiopulmonar (CPR por sus siglas en inglés).

 

¿cómo puedo ayudar a mi hijo o hija a vivir con epilepsia?

Los padres pueden apoyar a sus hijos/as de diferentes maneras al: • Aprender lo más que puedan sobre la epilepsia.• Hablar acerca de la epilepsia libre y honestamente con su hijo/a.• Evitar comentarios que puedan causar que el niño o niña se sienta como un problema o estorbo.• Ser positivo.• Alentar a su hijo o hija a participar en deportes, pasatiempos y otros intereses. • Ayudar a su hijo o hija a formar amistades. • Ayudar a su hijo o hija a explicar lo que es la epilepsia a sus amigos y amigas, familiares, maestros, etc. • Continuar las tradiciones y actividades familiares. • Reservar tiempo para sí mismo sin sentirse culpable.

 

¿Qué les debo decir a los maestros y amigos de mi hijo/a?

Aunque más de 2 millones de americanos viven afectados por la epilepsia, la mayoría de las personas conocen muy poco acerca de la condición. Usted puede ayudar que las personas que forman parte de la vida de su hijo/a comprendan lo que es la epilepsia y sepan qué hacer en caso de que su hijo/a presente una crisis. Estas precauciones no sólo le ayudarán a mantener a su hijo/a sano y salvo, sino que también le ayudarán a su hijo/a a sentirse más cómodo/a lo que le ayudará a tener mejor rendimiento en la escuela. Al hablar francamente acerca de la epilepsia, usted puede ayudar a reducir el estigma y el miedo que aún persisten ante la epilepsia.

 

¿Podrá mi hijo/a llevar una vida normal?

La mayoría de los niños y niñas con epilepsia viven una vida plena y activa que incluye el asistir a la escuela, mantener amistades, participar en deportes y otras actividades. El grado en que la epilepsia interfiere en la vida de un niño o niña depende del tipo de epilepsia que presenta, el éxito del tratamiento y varios factores adicionales. Hable con el médico de su hijo/a sobre las actividades que su hijo/a puede realizar y anime a su hijo/a a participar en lo que le guste. A medida que su hijo/a crezca, ayúdele a ser más independiente. El obtener una licencia para conducir, ir a la universidad, estudiar una carrera, casarse y tener hijos es posible para la gran mayoría de las personas con epilepsia.

 

¿Cómo le puedo ayudar a mi hijo/a a aceptar la epilepsia sin sentirse tan diferente?

  • Ayúdele a su hijo o hija a hablar francamente sobre la epilepsia.• Aliente a su hijo o hija a que use el internet para visitar los sitios relacionados con la epilepsia infantil y la epilepsia en la adolescencia.• Permítale a su hijo/a asistir a un campamento de verano de la Fundación para la Epilepsia.• Si su hijo/a se enfrenta a burlas o acoso en la escuela, visite el sitio web www.StopBullying.gov

 

Más información:www.epilepsyfoundation.orgfunding